Contactenos RSS Seguinos en facebook Seguinos en twitter Seguinos en instagram

Recién casados

Otra mirada sobre la historia de siempre

Todo empezó cuando Lali González decidió que quería realizar una obra de teatro que tuviera que ver con una joven pareja de recién casados. A partir de su idea, recipe el guionista y director Hugo Robles empezó a trabajar en un guion que pronto presentó a otras dos personas. La primera de ellas es Clotilde Cabral, help una de las grandes actrices del teatro paraguayo; la segunda es el comediante y conductor de televisión Jorge Ratti.

Por Patricia Luján Arévalos

recien casados

En poco tiempo, order Hugo y Lali ya tenían un proyecto formado. Recién casados fue cobrando vida con el guion de Robles a la par que actriz y director buscaban los actores ideales para encarnar a los otros dos personajes de la obra. “Fue Hugo el que me propuso la figura de la suegra en la historia, que era muy necesaria como pilar de los problemas o el desenlace. El primer nombre que se nos vino fue el de Clotilde Cabral. ¿Quién mejor que ella para hacer de la suegra?”, cuenta Lali.

“Después pensamos en una figura fuerte que de alguna forma tenga un desenvolvimiento en el escenario y que de alguna forma invite al público a consumir teatro”, comenta la actriz. A su parecer, es importante la fusión de las figuras públicas con los actores porque así se amplía el público. “Así les invitamos a que también utilicen el espectáculo teatral como una actividad social. Por eso pensamos en Jorge Ratti, sin dudar”, dice Lali.

Jorge, Lali y Clotilde empezaron a ensayar con Hugo Robles en mayo, lo que significará un total de cuatro meses de preparación en equipo para el momento del estreno, sin contar el trabajo de mesa y de desarrollo de personajes, que se llevó a cabo antes de los primeros ensayos.

Los personajes de Recién casados

Cada uno de los personajes de Recién casados está inspirado en un estereotipo de la idiosincrasia paraguaya. “La suegra es un personaje cliché, normalmente es posesiva del hijo, es celosa, siempre está en el medio”, comenta Clotilde Cabral y continúa: “ese cliché ya está impuesto y sobre esto el director puso sus ideas, lo que quiere de ese personaje”. En su caso, Clotilde siente que aporta al personaje un poco de su experiencia como suegra, aunque asegura  –entre risas – que evita de todas las maneras posibles ser como Niní, el personaje en la obra.

Dentro de su experiencia en esta puesta, rescata la frescura, la calidez y el profesionalismo que sus compañeros de elenco ponen al ensayar y en todo lo que tenga que ver con este proyecto. “Lali y Jorge son los pilares del teatro joven que va surgiendo. La tenemos a la primera actriz de 7 Cajas, Lali, y eso es un gancho para la gente porque ya la vieron actuar y saben lo buena actriz que es. Ratti es el personaje mediático, aparte de ser un profesional de la comunicación, y ya tiene una trayectoria con el stand-up, que es enfrentarse al público sin un libreto”, comenta Clotilde.

Esa conjunción de naturalidad con creatividad y talento es lo que Clotilde destaca de sus compañeros actores, aunque no hace menos que alabar también al director, Hugo Robles. “Trabajar con ellos es un gusto. El director, aparte de ser joven y creativo, se juega y se compenetra con los personajes. Hugo es alguien que se arriesga mucho, ya hizo muchas obras que tuvieron gran éxito”, asegura.

“Es más fácil trabajar con un director que es autor también porque sabe exactamente qué quiere transmitir. No estamos estudiando al autor. Tenemos la suerte de tenerlo ahí y te facilita el trabajo de actuar”, cuenta Clotilde. Ella siente que con Hugo Robles tiene la libertad de acción, ve al joven director como abierto, poco esquemático y, aunque es la primera vez que trabaja con él, se da cuenta de que esa libertad es parte de la magia que tiene Robles para alcanzar el éxito.

Clotilde Cabral tiene una visión única como exdirectora del Teatro Municipal Ignacio A. Pane que le permite observar al arte paraguayo y a su público con otros ojos. “El teatro es siempre un desafío, nunca sabés si el público va a venir o si le gusta. Como directora del Municipal, vi mucha gente joven que está llegando a las funciones noche a noche, lo cual es muy importante”, puntualiza.

Nito es el nombre del personaje que interpreta Jorge Ratti, quien sube a las tablas por primera vez con Recién casados. “Al principio, Nito es un joven enamorado de su primera novia. Más adelante es un esposo que tiene que saber convivir con su mamá, siendo único hijo, y con su esposa, con la que tiene que explorar toda esta nueva etapa que es la de estar casados”, cuenta el actor. Además, describe a Nito como “mamitis”.

Jorge Ratti ve esta oportunidad como todo un honor, aunque reconoce que empezó a preocuparse hace unos meses por llenar las expectativas. “Que dos personas que admirás por lo que hacen te inviten a participar en un proyecto así es buenísimo, tengo que hacer todo lo que esté a mi alcance para estar a la altura”, comenta.

Para esta comedia romántica, Jorge aceptó el reto de cambiar el micrófono y el taburete por los reflectores y la actuación. “En el stand-up hago de mí, pero acá tengo que hacer de otra persona”, comenta el comediante y conductor de TV. Sin embargo, Ratti destaca que la forma de ser del personaje es muy distinta a cómo es él, aunque cuando lo vean en el escenario, muchos van a ver mucho de Jorge en Nito, su personaje.

“La obra se ubica en los años 90”, nos cuenta Jorge, “entonces hay algunas particularidades que tienen que ver con cómo eran las cosas en ese momento, y a mí me tocó esa etapa como joven. En los 90 las cosas eran distintas; la gente, la forma de hablar y la forma de vestirse eran diferentes. La forma de comunicarse era otra, no había teléfonos celulares. Si bien el nudo de la historia es algo que está presente en todas las épocas, la forma de solucionar las cuestiones antes era distinta”, comenta Jorge.

“Vamos a invitar al público a que retroceda con nosotros. Nos pareció interesante darle una temática diferente más allá de que sea una historia de amor”, nos comenta Lali González, quien, además de protagonizar la obra, tuvo la tarea de escribir la idea general de esta historia, marcando el camino para que luego el director y guionista Hugo Robles se encargara de darle forma.

Cuando le pedimos a Lali que nos cuente acerca de su rol en Recién casados nos dijo que: “Mi personaje se llama Paty. Está inspirado en mi hermana, nos llevamos diez años y yo dormía con ella en la misma pieza. Viví día a día sus años 90. Me sabía toda la música, la ropa, la moda, las discos a las que iba en esa época”. Lali ve en el personaje mucho de ella misma, ve a la Lali enamoradiza y recalca que Recién casados es una historia de amor. “Es divertido interpretar personajes porque uno vive otras historias, vidas o experiencias que quizás todavía no las vivió”, menciona.

Para la joven actriz, cada ensayo es una especie de juego, donde se divierten y aprenden bajo la lupa del director. “Hugo Robles, aparte de ser uno de los directores más jóvenes que impuso el teatro popular y la comedia, ya tiene su público. Él siempre toca un trasfondo político-social-moral con sus obras. Estamos trabajando el humor, pero también dejamos un mensaje muy interesante para la vida en pareja, la convivencia, la figura del varón, la figura de la suegra y las costumbres”, cuenta. Más que una comedia, la idea de esta puesta es que el público se quede reflexionando al terminar de verla. “Queremos llegar al corazón del espectador, más de uno se va a sentir identificado y va a rever su posición en muchos aspectos”, reflexiona Lali.

Esta nota pertenece a la edición de agosto de High Class.

Comenta esta noticia



Contactenos RSS Seguinos en facebook Seguinos en instagram