Contactenos RSS Seguinos en facebook Seguinos en twitter Seguinos en instagram

Diseño Nacional: Victoria Olmedo

Sueño de Oriente

Si bien está inmersa en el diseño desde hace poco, en este corto tiempo ganó notoriedad por presentar una colección que no estamos acostumbrados a apreciar. Inspirada en la riqueza cultural de Oriente y la belleza de sus telares, Victoria Olmedo crea elegantes vestidos que tienen al color y el lujo como insignia.

Por Mariela García


Diseño Nacional - Victoria Olmedo - High Class Abril 2017

El sol estaba bien arriba cuando nos recibió en su atelier ubicado sobre la calle Itapúa. Llevaba puesto un palazzo en tonos metálicos de su autoría que combinó con una sencilla camisa blanca. Victoria Olmedo no teme a los excesos, pues sabe cómo combinarlos. Junto con su atuendo y elegante forma de vestir, esto se evidencia también en sus creaciones. Ella es consciente de que la moda es un juego y en él apuesta sus mejores cartas: los telares exclusivos que trae desde Oriente.

Aunque siempre le mostró interés, no fue hasta dos años atrás que decidió dedicarse de lleno al diseño. De niña se esmeraba en vestir a sus preciadas muñecas y ya en la adultez se animó a desarrollar su talento creativo mediante los vestidos que hacía para sus primas, tías y amigas. El gran paso lo dio en abril del 2016, con el nacimiento de su marca homónima, Victoria Olmedo. Esto, después de un viaje que cambió su concepto de la moda.

“Cuando visité Asia quedé impactada por la cultura y la forma de vestir sus mujeres. En las texturas y riqueza de sus telares encontré la inspiración que necesitaba para dedicarme a algo que me apasiona y que descubrí que es mi vocación”, comenta Toya, como la llaman los suyos. Desde ese entonces propone un estilo basado en la mezcla apropiada y atrevida de colores en trajes de noche. Es por esta razón que busca alejarse de los tonos neutros como el nude, enfocándose en los más vibrantes, aquellos que transmiten suntuosidad y presencia.

En su taller abundan las vaporosas sedas, los delicados bordados de hilos sobre una base de shantung, apliques de flores y plumas, encajes metálicos y una gran variedad de guardas. Quienes la conocen cuentan que se la ve pacientemente recortando telas para armar nuevos patrones con esas atractivas formas; un minucioso trabajo que se luce en todo su esplendor sobre una pieza terminada.

Sea un vestido, falda o una túnica, cada prenda pasa por un extenso proceso de creación, que inicia con la elección del género por parte de la clienta, hasta el retoque y los últimos detalles. “Le doy muchas vueltas a mis diseños antes de concretar un modelo, y es que quiero que la persona que finalmente lo luzca pueda sentirse verdaderamente única llevando algo creado solo para ella”, confiesa la diseñadora. La mujer a la que viste Victoria Olmedo es segura de sí misma, no teme ser diferente y le gusta transmitir su personalidad a través de lo que la diseñadora propone.

Vestidos de gala

Para una creación a medida, Victoria generalmente pide un mes de anticipación junto con una primera reunión, para conocer mejor a la clienta e identificar su estilo. Desde allí parte el desafío de idear algo novedoso, vistoso y por sobre todo cómodo. “Este es un factor importantísimo porque quiero que las clientas puedan verse hermosas y a la par disfrutar libremente de sus eventos, con confianza y comodidad”, asegura.

En referencia al buen vestir, su recomendación es que las mujeres deben tener especial cuidado con las joyas. “Si ya están luciendo un vestido con mucho bordado, deberían usar accesorios más discretos que no compitan con el diseño y no saturen el conjunto”, manifiesta.

Al consultarle si planea involucrarse en otras expresiones de la moda como la bridal o prêt-à- porter, responde que, aunque ya consideró esas posibilidades, disfruta especialmente creando vestidos de noche. “Buscar y encontrar maneras de adaptar la estética de Asia a nuestra cultura es un desafío que me encanta”, afirma, señalando también que “en este momento es mi estilo emplear mucho brillo y guardas, pero en la siguiente temporada estaré explorando opciones totalmente diferentes”. Aunque Victoria trabaje un 80% sobre pedido, cabe señalar que cuenta con una colección pensada para las mujeres que se encuentran con eventos a último momento.

Admirar el perchero de Victoria es como ser parte de una versión moderna y sofisticada de Bollywood o un cuento de Las Mil y una Noches. Estos diseños hoy se exhiben en un atelier más grande, recientemente ampliado y renovado. La diseñadora vaticina que el siguiente reto será presentar una colección en pasarela, en una plataforma nacional y por qué no, aspirar a una internacional. Aunque considera que todavía le queda mucho camino por delante, se muestra optimista ante la posibilidad. Mientras continúa trabajando, sumergida en su universo personal de telas e hilos de ensueño.

Esta nota forma parte de la revista High Class de Abril 2017

Comenta esta noticia



Contactenos RSS Seguinos en facebook Seguinos en instagram