Contactenos RSS Seguinos en facebook Seguinos en twitter Seguinos en instagram

Diseño nacional: María Reina

Un universo de sedas y encajes

María Gabriela Riquelme es la creadora de María Reina, una marca que si bien se encuentra desde hace algunos años en el mercado, hoy se presenta renovada, con un concepto que fusiona el lujo con la versatilidad. Con diseños materializados en delicados encajes, fina seda natural, gasa, satín y otros géneros para vestir a una mujer sensual y segura de sí misma, cautiva con su estilo personal.

Por Mariela García

High Class Setiembre 2017 - Diseño Nacional

En su local todo está dispuesto para el deleite de los sentidos. Al ingresar, se puede percibir el delicioso aroma impregnado en el aire; la música de fondo hace que el ambiente se presente mucho más acogedor; la bienvenida es con una copa de champán Rosé para endulzar el paladar; la vista se deslumbra con lo expuesto en los percheros y la piel se vuelve más sensible en contacto con la suave seda. Desde hace unos meses, la firma María Reina ofrece una apuesta más sofisticada y seductora, y María Gabriela Riquelme, su diseñadora, nos cuenta cómo se dio este proceso.

“La marca ya existía desde hace unos años, pero recientemente tuvo una reinvención en cuanto a su estilo”, dice Gabriela, quien se mantiene al frente de este emprendimiento desde el año 2014. “Los primeros pasos fueron muy amplios. Empecé haciendo productos que a mí particularmente me gustaban, como los pijamas que veía en el extranjero. No encontraba algo que se le asemejen por acá”, recuerda.

Psicóloga laboral de profesión, empezó a diseñar prendas sleepwear que llegaban al mercado local mediante una tienda multimarcas, “pero con el tiempo me encontré con una serie de dificultades que me impidieron avanzar”, relata. “Primero, por el hecho de no tener un contacto real con el cliente, no podía ofrecerle el servicio que yo quería. Segundo, contaba con demasiada variedad sin tener un objetivo ni un público bien definido”.

Como emprendedora, ejerciendo la parte administrativa a la vez, se dio cuenta de que lo suyo no estaba funcionando. Sabiamente, decidió hacer una pausa de unas semanas para replantearse toda la ecuación o, caso contrario, finiquitar el negocio. Fue en ese periodo en que se encontró con Evelyn Mez, paraguaya- americana, con vasta experiencia en el mundo de la moda de lujo, ya que trabajó nada más ni nada menos que para Dolce & Gabbana mientras vivía en Nueva York. Fue ella y otras amigas más quienes le dijeron: “Todavía no mostraste todo el potencial que tiene María Reina. Nosotras te vamos a ayudar”.

Juntas, Gabriela y Evelyn empezaron a imaginar un nuevo concepto para la marca, uno que represente a una mujer independiente, sensual, segura de sí misma y atenta a las tendencias de la moda pero que, a la vez, cautiva con su estilo personal. Así fue como decidieron fusionar lujo y versatilidad, ideando conjuntos que combinen con todo y que, de este modo, puedan ser utilizados tanto dentro de la casa como fuera de ella. “Tal y como dicta la tendencia, los pijamas deben salir a la calle. También decidimos que una mujer debe comprarse un pijamas de lujo, uno confeccionado por costureras que trabajan con diseños de alta costura”, explica Gabriela.

High Class Setiembre 2017 - Diseño Nacional

Básicos imprescindibles

Para esta renovada versión de María Reina, en la que la lencería ya está presente, partieron de cuatro colores esenciales y combinables entre sí: blanco, negro, gris y rosa viejo, siendo el nude su variante. Pantalones, shorts, camis, batas, jumpsuits, brasieres, crop tops, panties, bodys… la indumentaria creada con esta paleta clásica y atemporal conforma lo que se conoce como la colección María, que está materializada en encaje, quizá el género más sensual de todos, junto con seda natural, fina y a la par versátil, ya que es cómoda para dormir y además resulta atérmica. En el frío abriga y en el calor es bastante fresca.

“María es la Reina Madre, la colección base, y a partir de ella surgen las colecciones cápsula”, detalla Gabriela. De esta manera, los diseños se producen solo en cierta cantidad, conservando así la exclusividad. Para estas líneas especiales, la inspiración viene de mujeres icónicas, que hayan destacado por su visión y su estilo. La Capsule Collection Invierno 2017 por ejemplo, lleva el nombre Sofía en homenaje a la musa del cine italiano Sofía Loren.

“A a diferencia de María y lo clásica que ella es, Sofía es más atrevida y esto se refleja en sus colores, que como complementos a los cuatro básicos, se suman el vino, el bordó y un atractivo print. Tonos que son ideales para el invierno pero no necesariamente exclusivos de esta temporada. Queríamos algo que pudiera usarse también en primavera”, relata. Esta serie también introdujo el terciopelo en sus propuestas, precisamente, en unos vestidos cortos llamados Velvet. Con esto, la diseñadora revela que no busca centrarse solo en un tipo de tejido, sino que poco a poco irá experimentando con otros géneros.

High Class Setiembre 2017 - Diseño Nacional

Íntimo y seductor

En el corazón del barrio Villa Morra, en un discreto primer piso sobre la calle Del Maestro se sitúa María Reina Privé, como Gabriela denomina a su local. Dentro, detalles muy cuidados sitúan y orientan a las clientas entre María y las diferentes colecciones cápsulas, el área del probador y la sala/estar, un rincón donde las clientas pueden hacer una pausa y tomarse un café o una copa de champán, y vivir una experiencia de compra única, reservada y amena.

La ambientación se compone de los mismos colores que llevan los diseños de la marca, que median entre el estilo moderno y shabby chic. El espacio luce ultrafemenino y la sensación de tranquilidad es inmensa. Hay madera y ciertos toques de metal, espejos y una iluminación tenue ya que durante el día la luz natural ingresa por unos grandes ventanales revestidos con telares blancos.

En la tienda siempre se encuentra alguien dispuesto a asesorar a quienes así lo deseen y aunque cuenta con un horario continuado, las clientas que quieran ir acompañadas de su pareja o con un grupo de amigas pueden pedir cita y asegurar así un momento de máxima privacidad.

Sin embargo, en el atelier, donde los dibujos en papel se transforman en íntimas prendas, el escenario es otro. El taller de costura no para. “Aunque la colecciones actuales sean María, Sofía (hasta el término de la temporada) y Bridal, el equipo ya está desarrollando en la siguiente línea. “Nuestro plan de trabajo lo ponemos en marcha por adelantado, para que no nos ganen los tiempos”, reconoce la diseñadora. Además de Evelyn y ella, tres personas más se ocupan a tiempo completo de la producción. Igualmente, existen otros involucrados que constantemente brindan su asesoramiento y apoyo.

Una de ellas es la madre de Evelyn, quien en su momento tuvo su propio taller de costura en Nueva York. Aunque hoy ya está retirada del oficio, siempre está dispuesta a brindar sus sabios consejos. Otra persona que cumplió un papel importante en la reinvención de la firma fue Adriana Viedma.

__

Bridal Collection

El ajuar de la novia es casi tan importante como el vestido y, pensando en la noche de bodas o la mañana siguiente, esta es una colección en la que priman el tul bordado y las transparencias. Los delicados diseños llevan también seda natural y plumetí, logrando una conjunción perfecta entre sensualidad y lujo. Además del inmaculado color blanco, se diferencia por ser una línea pensada para el descanso, con confecciones sin mucha armadura para hacerlas más cómodas y que se adapten a la forma natural de la mujer, destacando la silueta femenina.

__

Mucho por delante

“Es claro que María Reina debe seguir creciendo”, afirma Gabriela respecto al futuro de la marca. “Tenemos planes a corto plazo, que ya se ejecutarán este año, y también proyectos a mediano y largo plazo. Mientras, queremos seguir innovando en diseño, perfeccionando la producción. Queremos salir afuera y sabemos que hay gente interesada en llevar nuestros productos al exterior. La condición sería mantener el estilo, ese trato especial al público y la personalidad de la marca. Conservar ese concepto de María Reina”, señala.

Aunque todavía no llegó a cumplirse un año de aquella decisión tomada, Gabriela sabe que este corto tiempo le dejó muchas enseñanzas: “Si tengo que hablar de un antes y un después de María Reina, la diferencia está la forma de trabajo. Antes me desempeñaba sola, ocupándome de todo el proceso: organizar la colección, la confección, la venta, el marketing, etc. Y mantener eso, a la larga simplemente es imposible. Uno debe aprender a delegar, identificar a esas personas que tienen potencial y la voluntad de uno mismo. Yo creo que lo más importante es eso, compartir una visión con otras personas, permitir la ayuda y confiar. Así resulta un producto diferente”. También considera indispensable hacer que las ideas bajen a tierra para que, finalmente, se hagan realidad.

Esta nota forma parte de la revista High Class de Setiembre 2017

Comenta esta noticia



Contactenos RSS Seguinos en facebook Seguinos en instagram