Contactenos RSS Seguinos en facebook Seguinos en twitter Seguinos en instagram

Diseño Nacional: Adriana Ortiz

Cumpliendo sueños

Hace siete años irrumpió en el mundo de los complementos de alta costura y prêt-à-porter con una energía y una originalidad única. Distinguidas creaciones se lucieron en varias de nuestras producciones de moda. En esta edición 120 de High Class, Adriana Ortiz vuelve a estar presente, y esta vez como una entrevistada muy especial. Mientras se encuentra inmersa entre varios proyectos, nos cuenta sobre sus experiencias en esta última década.

Por Mariela García

High Class Octubre 2017 - Diseño Nacional Adriana Ortiz

Mucho antes de dedicarse a la confección artesanal de accesorios para novias, Adriana Ortiz era, como muchas, una estudiante universitaria. Hace 11 años estaba culminando la carrera de Psicología Clínica, a la par que trabajaba en proyectos del área social. También se encontraba preparando lo que sería su viaje a México DF, ciudad en la que vivió para continuar con sus estudios.

Pero no fue hasta hace un par de años, precisamente en 2010, cuando decidió explorar un área completamente distinta. Lo hizo con su primera línea de tocados que, recuerda, tuvo muy buena aceptación. A partir de allí, se enfocó más decididamente en este rubro.

Por eso, a la hora de mirar para atrás y contemplar todo lo recorrido, comenta que “esta última década me mostró el camino de la construcción de un proyecto propio de negocio, una tarea que demanda paciencia y perseverancia, pero que termina ofreciendo recompensas muy satisfactorias, fruto del esfuerzo personal”.

Asimismo, estos siete años en el mundo del diseño de tocados y accesorios de alta costura y prêt-à-porter, le enseñaron que es fundamental entender que los gustos y las tendencias están en continua evolución. La clave para mantenerse es investigar y no temer a innovar. Por eso, se considera en un permanente aprendizaje, “buscando constantemente incorporar elementos y herramientas que me permitan ofrecer algo novedoso”, según detalla.

Siempre se mantiene al frente del atelier que lleva su mismo nombre, en el que se dedica a la confección a medida, y además crea nuevos productos, como la línea de joyería contemporánea, en lo que está inmersa actualmente. Una serie que próximamente se comercializará en Brasil, Estados Unidos y en el mercado europeo. “Igualmente, estoy creando una serie de piezas únicas en el marco de un nuevo proyecto personal, que se vincula a mi afición por lo escultórico. Es un proceso que lleva tiempo, pero que ya lo tengo iniciado”, agrega.

Ella también es propietaria de la tienda Casa Novia, un exclusivo espacio multimarcas donde novias, madrinas e invitadas pueden encontrar prendas, complementos y accesorios para el gran día. Por esta razón es que uno de los tantos proyectos que tiene en mente es potenciar su esquema, “para que este modelo pueda ser una franquicia a nivel local y, por qué no, internacional”. Apuntar con Casa Novia al mercado del e-commerce es otro de sus objetivos a futuro.

Adriana considera que en nuestro país la concepción sobre la moda dio un giro extraordinario. “Por un lado, nosotros los diseñadores contamos ahora con un mercado más consolidado, diverso y abierto al mundo. Por otra parte los consumidores demandan cada vez mayor calidad y variedad, demostrando un gusto refinado y cosmopolita, afín a las grandes tendencias a nivel mundial”, detalla.

Con esta clara opinión, Adriana deja entrever que no se cierra a la posibilidad de incursionar en otros sectores del diseño, entre los cuales el de la indumentaria destaca como una de sus preferencias. Pero más que nada, se centra en el presente, siempre con el afán de seguir creando y conquistar al público con su impecable gusto. “Intento aprender de las vivencias positivas y de los errores, para proyectarme de la mejor manera hacia adelante”, concluye.

Esta nota forma parte de la revista High Class de Octubre 2017

Comenta esta noticia



Contactenos RSS Seguinos en facebook Seguinos en instagram