Contactenos RSS Seguinos en facebook Seguinos en twitter Seguinos en instagram

Destinos: Las siete maravillas del mundo moderno

Un viaje inolvidable

Por Valeria Gallarini Sienra

destinos

Hacia el siglo V a. C. el padre de la historia, discount Herodoto, help compuso su lista de las siete maravillas del mundo, entre las que se encontraban la Gran Pirámide de Giza, los Jardines Colgantes de Babilonia, la estatua de Zeus en Olimpia, el Templo de Artemisa de Éfeso, el Mausoleo de Halicarnaso, el Coloso de Rodas y el Faro de Alejandría. Estas pasaron a la historia como las siete maravillas del mundo antiguo, de las cuales lastimosamente solo sobrevivió hasta nuestros días la Gran Pirámide de Giza.

En épocas más recientes, nace una iniciativa con el nuevo milenio de elegir las nuevas siete maravillas del mundo, por lo que se realizó un concurso internacional a cargo de la fundación New 7 Wonders Of The World para reasignar las nuevas siete maravillas del mundo moderno. Se realizó una votación mundial online y por SMS. Los participantes debían registrar su correo electrónico en la página web para poder votar o enviar un mensaje de texto a través de un número telefónico de pago.

Para la votación, la corporación realizó una extensa lista de monumentos significativos propuestos por gobiernos de distintos países, así como también de solicitudes masivas de votantes. La consigna era que todos los monumentos de la lista debían de ser estructuras creadas por el hombre hasta el año 2000 y que estos se mantuvieran en pie en la actualidad.

Hubo más de 100 millones de votos provenientes del mundo entero. La votación empezó en el 2001, en el 2006 se redujeron los primeros 200 candidatos a solo 21 finalistas y los resultados fueron dados a conocer el 7 de julio de 2007 (7/7/7), en una gran ceremonia en el Estadio da Luz de Lisboa.

Las que ganaron la votación fueron proclamadas como las siete nuevas maravillas del mundo. Estas fueron La Gran Muralla China (c. siglo VII a. C.), la ciudad de Petra en Jordania (c. 100 a. C.), el Cristo Redentor de Río de Janeiro, Brasil (inaugurado el 12 de octubre de 1931), el Machu Picchu de Perú (c. siglo XV), Chichen Itzá de México (c. 600 d. C.), el Coliseo de Roma (80 d. C.) y el Taj Mahal de India (1648).

Además de las siete finalistas, los organizadores decidieron nombrar Maravilla Honorífica a la pirámide de Giza, excluida de la votación por ser la única que aún perdura de las Siete maravillas del mundo antiguo.

CHICHEN ITZÁ, YUCATÁN (MÉXICO)

Es uno de los destinos turísticos más famosos del mundo. Este impresionante sitio arqueológico fue en su momento de mayor esplendor (alrededor del 600 d. C.) el centro político y económico de la civilización maya. Chichen Itzá literalmente quiere decir “boca del pozo de los brujos del agua”, pues fue construida cerca de un importante cenote.

El centro del monumento lo ocupa la espectacular Pirámide de Kukulcán, templo consagrado a la Serpiente Emplumada adorada por los mayas. Esta maravilla arquitectónica de la antigüedad está alineada con los astros de manera que cada año durante el otoño y el equinoccio de primavera, al amanecer y al atardecer los rayos del sol crean la sombra de una serpiente emplumada sobre los escalones de la pirámide.

MACHU PICCHU, CUZCO (PERÚ)

Esta maravilla construida en plena cordillera de los Andes fue una antigua ciudad fortaleza incaica. Su construcción empezó en el año 1430, en plena gloria del Imperio inca y se abandonó de improviso en el siglo XVI, durante la invasión española. Se la conoce como la ciudad perdida de los incas, pues recién fue descubierta en 1911, por el explorador americano Hiram Bingham.

La ciudad se encontraba perfectamente conservada y hasta hoy en día maravilla a los visitantes por la perfección con la que fueron cortadas las piedras que la componen, las cuales encajan perfectamente entre sí y se sostienen en perfecto estado a pesar de no tener cemento.

EL COLISEO, ROMA (ITALIA)

El coliseo es considerado una de las obras más magníficas de la arquitectura y la ingeniería romana. Este anfiteatro elíptico situado en pleno corazón de Roma es el anfiteatro más grande construido en el Imperio romano, con una capacidad para 50.000 espectadores. Originalmente fue usado para luchas de gladiadores, discursos de emperadores y espectáculos dramáticos.

Su construcción empezó entre los años 70 y el 72 d. C. por orden del emperador Vespasiano y terminó en el año 80 d. C., durante el reinado de Tito. Hoy en día es una de las principales atracciones turísticas de la capital italiana y todo un símbolo de la ciudad. Incluso su imagen adorna la moneda de 5 centavos de euro.

EL CRISTO REDENTOR, RÍO DE JANEIRO (BRASIL)

Indiscutidamente esta es una maravilla moderna y todo un símbolo de la ciudad de los cariocas. La estatua de concreto y piedra pesa 635 toneladas y se eleva 38 metros de altura sobre la cima del Corcovado, una de las colinas más famosas de Río. Como la imagen tiene los brazos extendidos, tiene 30 metros de ancho.

La estatua se encuentra rodeada por la vegetación del Parque Nacional de Tijuca y desde ella se puede ver una maravillosa vista panorámica de la ciudad. El cristo fue diseñado por Hector da Silva Costa, un ingeniero carioca, y tallada por el escultor francés Paul Landowski. Su construcción se inició en 1922 y terminó 9 años después, en 1931.

 

Leé el artículo completo en la High Class Nº 71.

Comenta esta noticia



Contactenos RSS Seguinos en facebook Seguinos en instagram