Contactenos RSS Seguinos en facebook Seguinos en twitter Seguinos en instagram

Depilación con hilo

ambulance sans-serif;”>El furor del Bar de Cejas

sovaldi sale sans-serif;”>Un Bar de Cejas es un lugar dedicado a perfeccionar las cejas, cuidarlas, tratarlas y darles forma. Tuvimos oportunidad de presenciar el proceso de la mano de su propietaria, Fátima Peralta, y de disfrutar de la experiencia para contarte en esta nota todo lo que hay que saber sobre este método de depilación que promete las cejas que siempre quisiste.

Por Patricia Luján Arévalos

Fotografía y edición digital: Marco Bogarín Modelo: Kassandra Frutos Diseño de cejas y depilación con hilo: Fátima Peralta, para Bar de Cejas

Fotografía y edición digital: Marco Bogarín
Modelo: Kassandra Frutos
Diseño de cejas y depilación con hilo: Fátima Peralta, para Bar de Cejas

Las primeras clientas del Bar de Cejas fueron personas que no estaban satisfechas con los resultados que obtenían en peluquerías o salones de belleza. Cejas muy finas o disparejas, heridas, manchas en la piel e incluso moretones eran los problemas con los que llegaban. “La mayoría de las chicas vienen con las cejas un poco descuidadas, nosotros nos dedicamos a mimar sus cejas. Les hacemos un mapeo, un diagnóstico de cómo están sus cejas. Luego, realizamos medidas en el rostro para encontrar el diseño ideal para cada cliente”, comenta Fátima Peralta.

Se crea el diseño según el rostro. Hallamos el inicio, la altura y el final de la ceja. Hallamos el grosor guiándonos a veces por la forma natural de la ceja y otras por el corazoncito del labio como referencia para el grosor”, explica Fátima Peralta. También menciona que tiene en cuenta los estudios de Leonardo Da Vinci sobre la anatomía, donde hizo estudios del rostro y la simetría.

El primer paso es el diseño. La profesional realiza las mediciones necesarias para encontrar los puntos claves de las cejas que van mejor con el rostro para luego explicar paso por paso sus recomendaciones: si las cejas deberían ser más finas, dejarlas más pobladas, más largas o más altas. Luego, proceden a la depilación con la técnica de hilo.

La depilación con hilo

Fátima Peralta es maquilladora profesional, formada en el estudio de Faby Rojas. Interesada desde siempre en la belleza corporal, trabajó con varios tipos de depilación antes. Su interés, desde que empezó a maquillar, se centró en el diseño de las cejas. “Me gusta hacer la depilación con hilo porque no tiene contraindicación a diferencia de la cera, el perfilador o la pinza”, menciona. El perfilador solo corta el pelo, así que vuelve a crecer a los pocos días; usar cera caliente o fría para el rostro tiene varias contraindicaciones, pues puede producir caída prematura del párpado superior y depende mucho de la habilidad del cosmetólogo para no tomar vellos de más; y la pinza suele ser un método doloroso y lento, además de permitir la ocasional aparición de moretones.

Pero ¿cómo funciona la depilación con hilo? Lo primero a tener en cuenta es que se utilizan hilos de algodón hipoalergénicos traídos especialmente de India, uno de los países donde se cree que se originó esta técnica (otros creen que surgió en la antigua Persia). Lo que hace el hilo es enroscar los pelos en línea, la profesional lo da vuelta y retira los pelos de raíz, desde el bulbo, para retardar el crecimiento.

Hay dos técnicas principales cuando se habla de este truco de belleza importado de medio oriente. La primera y la más utilizada es El ocho, donde el hilo se anuda en forma del número ocho y se maneja solo con las manos. Pero en el Bar de Cejas prefieren usar el Threading, donde el hilo no se ata en los extremos, sino que es sostenido por tres vértices: las dos manos y la boca. Para el Threading, el método más utilizado en India, la profesional usa un tapabocas con una abertura a la altura de los labios desde donde ataja el extremo del lado más largo. Fátima Peralta se entrenó durante un año para perfeccionar este sistema de depilación, y asegura que la habilidad de quien depila debe ser muy alta para evitar inconvenientes.

Muchas de las contraindicaciones de la depilación con hilo tienen que ver más con la habilidad de los cosmetólogos y esteticistas que con el hilo o la técnica misma. El poco entrenamiento puede llegar a producir moretones o experiencias dolorosas, incluso alguna infección debido a los poros abiertos del bulbo que fue arrancado.

Nuestra experiencia en el Bar de Cejas fue más que satisfactoria. Pudimos conocer de primera mano de qué se trata la técnica. Paso por paso, la cosmetóloga del local nos explicó por qué esta técnica es tan bien recibida por sus clientas. El dolor es mínimo y las pieles sensibles pueden tardar hasta dos sesiones para acostumbrarse, la misma cantidad de sesiones que necesitan los folículos para adaptarse a la técnica. Después del primer mes, el pelo crece con menor fuerza.

Sin duda, uno de los atractivos de este método de depilación es la precisión. Tras haber eliminado hileras de vello, el hilo puede llegar a rincones de las cejas para extraer incluso un solo pelo, proporcionando un resultado más exacto e idéntico al diseño original.

Embellecimiento integral

El enfoque del Bar de Cejas sobre el rostro es integral. Cada elemento es, para ellos, parte de una armonía total. Las cejas son parte del equilibrio del rostro, pero cuidarlas es un detalle primordial para sacar provecho al atractivo natural de cada una. Además del diseño y la depilación con hilos, el lugar ofrece otro servicio que ha probado ser tan popular como efectivo.

La coloración con henna es una opción llamativa por ser poco conocida en nuestro país, pero los resultados son ideales para aquellas cejas muy claras o para las clientas que tuvieron experiencias negativas en otros salones y la forma de sus cejas no corresponde a su rostro. La intensidad del color puede ser decidida en el momento y el producto toma un tono similar al del vello natural, dando un aspecto más sofisticado sin parecer un error de maquillaje.

Luego de la depilación, las cosmetólogas dan indicaciones especiales teniendo en cuenta cada tipo de piel. En algunos casos, una mascarilla descongestiva es útil para mejorar el aspecto del rostro.

Además del cuidado de las cejas, el Bar de Cejas ofrece servicios de peluquería y maquillaje. No dejes de visitarlo en el Paseo Nde Ratypykua, en Facundo Machaín casi RI3 Corrales. Para concertar una cita o reservar el turno que te quede mejor, podés llamar al (0984) 173-080.

Esta nota es parte de la edición de julio 2014 de High Class.

Comenta esta noticia



Contactenos RSS Seguinos en facebook Seguinos en instagram